¿Cuándo aprender? ¿Cómo hacerlo? ¿Es alguna vez “demasiado tarde”? Quizá uno de las mayores limitaciones de nuestra sociedad moderna es la creencia errónea de que el aprendizaje se recibe cuando se es joven, en un centro escolar y a su tiempo socialmente estipulado. Por ello se torna necesario transmitir al alumnado la necesidad imperiosa de continuar formándose en su futuro, seguir aprendiendo en diversos contextos y continuar forjándose metas, sueños y, en definitiva, seguir sintiendo esa inspiración. Un individuo jamás deja de formarse, sin importar el contexto socioeconómico, la edad o el contexto sociocultural y personal.

«One’s work may be finished someday, but one’s education never.»

-Alexander Dumas

Las personas suelen preguntarse con frecuencia al momento de intentar aprender un nuevo idioma “¿Por qué no puedo aprenderlo si lo estudio todos los días?”, y ahí está el principal problema. El inglés no es una materia como las matemáticas que necesita de formulas extensas, procedimientos para poder llegar a un resultado; el inglés o cualquier otro Idioma, es una habilidad en la vida que debemos hacer nuestra, comprender, leyendo, escribiendo, escuchando, hablando como nuestro idioma natal, debemos aplicarlo en nuestra vida cotidiana de comunicación en el mundo real con personas reales y hay que buscar en conjunto poner estas habilidades en práctica en las actividades diarias; leer un libro de cuentos, el periódico, las redes sociales, etc. Hoy en día tenemos a nuestro alcance muchos medios para poner en práctica el idioma y, sobre todo, el más importante consejo es dejar de pensarlo en nuestra lengua natal, es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los practicantes. 

En Penfield Institute para enfrentar este problema en el aprendizaje del segundo idioma, se ha puesto en práctica en cada escuela el método del mismo a quien debe su nombre la escuela; el Método Directo, Método Indirecto y Método de la madre. ¿En que consiste cada uno?, para empezar, es la manera en que desde niños vamos adquiriendo nuestra lengua, y aprendemos de ella desde el primer contacto con el mundo, además que la edad es un factor en la adquisición de un segundo lenguaje. Un niño que escucha tres idiomas en lugar de uno, lo suficientemente temprano, aprende sin esfuerzo adicional y sin confusión cada uno de los componentes del idioma. Pero sin hacer más extenso este procedimiento comenzaremos con la explicación de Penfield y la manera de adquirir un idioma aún en una edad avanzada. 

  • El método de la madre: 

Para la enseñanza y aprendizaje de segundos idiomas en los niños. Este autor afirma que, al estimular la escucha y el uso de palabras en un nuevo idioma, se producen cambios a nivel de corteza cerebral que facilitan la posterior adquisición de este y, lo que es más importante, su uso en forma natural, al igual que el idioma materno.

Es por ello que en Penfield Institute a través de actividades dinámicas semejantes a las cuales un niño necesita para adquirir un nuevo conocimiento (en este caso en el idioma) se han formado maestros que faciliten la adquisición del idioma empezando con este medio. En esta institución no encontraras las clásicas clases cuadradas de una escuela normal. 

  • El método indirecto 

En este método el alumno emplea la adquisición del nuevo lenguaje fijadas en su mecanismo de habla en la infancia. Por lo tanto, comienza a interpretar el mensaje del segundo idioma a través del idioma natal (Resaltando que el traducir siempre a la lengua materna no es la mejor opción para aprender, se debe comprender el idioma) 

  • El método directo 

En este método es desarrollar en el cerebro si se aprendieron, uno, dos o tres idiomas, es decir en este método aprendemos a identificar la correcta pronunciación, constitución y gramática del lenguaje aprendido, gracias a la ayuda del profesor. Pero también se adquirirá este conocimiento de acuerdo al lugar donde se aprende, si lo aprendemos en la calle (hablando de un inglés informal, como se da entre los inmigrantes en Estados Unidos) será gramáticamente correcto la pronunciación.  

Este fue un resumen sobre el método que Penfield ha desarrollado para adquisición del idioma, impuesto en la institución, dejando de lado el error común de la educación publica que incluso es tedioso y difícil de comprender. Ahora comenzaremos con los consejos para tener una mejor adquisición del idioma ya sabiendo esto y fortalecer cada una de las habilidades en el habla. 

  • Ver una película en inglés sin subtítulos en español, donde puedas pausar, regresar, revisar diálogos útiles y mejor aún escribirlos, para comprender aún más el mensaje, incluso puedes expresar tus sentimientos en el idioma a aprender. 
  • Escuchar las noticias en inglés, algunos reportajes o incluso la música que hasta la fecha ha sido una entretenida y más demandada forma de fortalecer las habilidades de listening. 
  • Usar el teléfono celular con las aplicaciones que utilizas en el idioma inglés; es una buena opción ya que puedes aprender a diario y en cualquier lugar donde te encuentres. Es bien sabido que el uso de esta tecnología abarca la mayor parte de nuestro tiempo. 
  • Iniciar conversaciones causales con foráneos. Tal vez suene extraño y un poco peligroso pero es una buena manera de poner en práctica nuestras habilidades del habla y aprender de nuestros errores en una conversación. 
  • Similar a la anterior, podemos utilizar una aplicación como Skype, o ya ahora hasta en Messenger para platicar con algún amigo en el extranjero. 
  • Escribir por correspondencia a amigos extranjero; aunque para ser honestos hoy en día es poco común que las personas hagan uso de este medio, existiendo los mensajes de texto, podría ser una manera dinámica y poco convencional de hacerlo. 
  • Mirar videoclips de YouTube en inglés y hacer una pausa para repetir lo que acabas de escuchar; esto es para practicar tus habilidades de escucha; y mejor aún, similar a las películas escribir las ideas y puntos sobresalientes del vídeo para además practicar el writing. 
  • Agarrar cualquier postal, imagen o foto al azar, y luego describirlo primero oralmente, y luego en forma escrita; tal vez con ¿qué hay en la imagen?, ¿Qué hay en el fondo?, ¿Qué hay en la derecha?, ¿Qué me gusta?, ¿Qué no me gusta?, ¿Cómo me hace sentir?, ¿Quién está allí?, ¿Cómo está el clima?, ¿Cuántas personas hay?, ¿Cómo se siente?, ¿Le gustaría estar en la imagen o postal?, etc. 
  • Invita de vez en cuando a un amigo que tenga el mismo propósito que tu de aprender el idioma, de tener una charla casual, tal vez en un café, una comida que haga ameno y divertida la practica y tener mayor interacción con el idioma. 
  • Siempre que estés en la calle presta atención a tu entorno, te darás cuenta que hay más de una imagen publicitaria, escaparates, letreros, anuncios en otro idioma, y aprende de ellos. Si desconoces la palabra, hoy en día con la tecnología puedes tener una rápida aclaración de tu duda. 

Estos son algunos consejos con los cuales puedes empezar a dejar los pretextos o el clásico, yo no puedo, es muy difícil, si los pones en práctica en tu vida cotidiana verás resultados favorables. En Penfield Institute nuestro principal objetivo es darte el conocimiento dinámico para adquirir el lenguaje y sobre todo divertido. 

¿Qué nos hace diferentes en Penfield Institute?