¿Tienes dudas a cerca de inscribir a tus niños en cursos de inglés? No te preocupes, en Penfield Institute te ayudamos a que conozcas más acerca de nuestras clases para niños.

El poder adquirir el conocimiento y el dominio del idioma es un proceso largo y complejo desde la perspectiva del desarrollo infantil, por ello es recomendable que se inicie la formación del lenguaje desde una edad temprana, con el objetivo de poder agilizar su proceso y sea más fácil adquirir los conocimientos por los niños.

Si estás buscando que tu hijo adquiera una segunda lengua desde una edad temprana, ¡no te arrepentirás!

Diferentes estudios han revelado que, si los padres del niño manejan dos lenguas distintas, ayudará al niño a tener un dominio considerable de ambas lenguas. Si este no es tu caso, pero deseas que tu hijo aprenda inglés, no dudes en inscribirlo a un curso de inglés lo antes posible.

Si aún no estas convencido completamente, te contaremos algunas cosas que posiblemente no sabes, pero necesitas conocer a cerca de los cursos de inglés para niños.

Mejores resultados académicos: Los niños que tienen el dominio de más de una lengua, tienden a presentar una mayor capacidad en la resolución de problemas y tienen mayor entendimiento a la hora de estructurar el lenguaje. Es por ello que el tener un hijo bilingüe le ayudará al niño a tener una mejora notable en sus resultados académicos, facilitándole la comprensión de las distintas asignaturas, mientras que disfrutan y se divierten durante su proceso de aprendizaje.

El aprendizaje es más rápido cuando son pequeños: Cuanto más pequeño sea el niño, será más fácil y rápido para el adquirir más conocimientos sobre el idioma, esto se debe a que cuando somos niños aprendemos el lenguaje que usaremos de forma natural, no tenemos que hacer un esfuerzo voluntario para aprenderlo, sino que lo adquirimos según se vaya desarrollando nuestra estructura cerebral.

Al poner en contacto a los niños con otros idiomas a una edad temprana, les ofrecemos la oportunidad de aprovechar sus dotes naturales para escuchar y distinguir los sonidos de esas lenguas y encontrar sentido a lo que oyen.

Cuando los niños aprenden otra lengua a una edad temprana, ellos tienen la oportunidad de disfrutar descubriendo cómo suenan las palabras. No les da miedo jugar con los idiomas; al contrario, les atrae la magia de las rimas y las canciones: escuchan y experimentan con su ritmo, se entretienen imitando la pronunciación de palabras nuevas y extrañas para ellos, y juegan con los sonidos que riman a través de la repetición, incluso inventando sus propios ejemplos.

Por medio de todo ello, su hijo escucha los sonidos del nuevo idioma para él y, sin darse cuenta, trabaja el ritmo, el acento, la entonación y la pronunciación.

Si tu hijo empieza a aprender inglés desde su etapa más temprana, terminará teniendo un dominio del idioma, logrando también que su pronunciación sea más clara y de mejor calidad. Y lo que es más importante, tu hijo será bilingüe en un futuro.

Si el aprendizaje del inglés se realiza en edades más avanzadas, la asimilación del idioma es más lenta y más complicada que en los más pequeños. Cuando los niños estudian inglés, almacenan lo aprendido en la misma área del cerebro.

Sin embargo, los adultos requieren de dos zonas neuronales distintas, lo que dificulta algo más el aprendizaje de una lengua extranjera en comparación con los niños más pequeños.

Perdida de la vergüenza: La timidez o el miedo al ridículo por no saber hablar bien un idioma, es un rasgo típico en los adultos. Y la realidad es que este motivo suele ser una gran barrera para el aprendizaje de una lengua extranjera en los adultos.

Por suerte para los niños este no es un problema, los niños cuando son pequeños no les da vergüenza nada, es por este motivo que es la edad perfecta para que los motivemos a practicar un nuevo idioma y aprendan inglés sin ningún temor durante esta etapa de su vida.

Por eso te recomendamos que tus hijos comiencen a aprender inglés antes de que la vergüenza se apodere de ellos y entorpezca el proceso de enseñanza.

Mejora su atención y memoria: El aprendizaje del inglés en una edad temprana, tiene un impacto favorable en el desarrollo del cerebro de un niño. Ya que podrá adquirir una mayor capacidad de concentración y será mucho más ágil y eficaz resolviendo problemas.

Otra de las ventajas que tu hijo puede adquirir, es que tendrá la habilidad para realizar varías tareas simultáneamente de manera muy eficiente.

Así mismo también mejorará su capacidad de retención, de atención, y aún más, será capaz de relacionar conceptos distintos con mayor rapidez. En conclusión, tu niño obtendrá las siguientes habilidades.

  • Mayor capacidad de concentración.
  • Mejora de la atención y de la memoria.
  • Mayor agilidad y capacidad para la resolución de problemas.
  • Adquirir la habilidad de realizar distintas actividades simultáneamente de manera efectiva.
  • Podrán realizar más conexiones entre distintos conceptos.

Enriquecimiento en su desarrollo intelectual: Con el aprendizaje del inglés desde la niñez, tu hijo tendrá acceso a dos culturas diferentes. Esto tendrá un gran valor para su educación y su desarrollo intelectual. No solo a nivel educativo, ya que al aprender un idioma o una cultura distinta hará que el niño desarrolle una mente mucho más abierta, lo que le ayudará a tener un impacto positivo en sus relaciones humanas y profesionales.

Tu hijo desarrollará una comprensión satisfactoria de toda la diversidad cultural. Y despertará en él la curiosidad y el interés por otras culturas y formas de vida, distintas a la suya. Con la misma importancia, tendrá la capacidad para poder comunicarse e interactuar con personas de distintas nacionalidades pero que al igual que él, dominen el idioma inglés. De esta forma podrá alimentar su cultura y desarrollo personal, obteniendo acceso a un mundo globalizado.

Otro aspecto muy importante es que, si más tarde desea aprender un tercer idioma, será mucho más fácil para él adquirir los conocimientos.

Mayores posibilidades de que tengan un buen empleo: Si el niño comienza a aprender inglés desde muy pequeño aumentarán sus posibilidades de conseguir el trabajo deseado cuando crezca.

El hecho de ser bilingüe o tener un muy buen dominio del idioma son algunas de las aptitudes que las empresas buscan y valoran enormemente a la hora de seleccionar un candidato para la vacante que ofrecen, y por ello le abrirán las puertas a tu hijo en el mercado laboral en un futuro.

A nivel profesional el inglés es el idioma más exigido actualmente, de hecho, más de un 80% de las ofertas de empleo lo demandan.

Además, que no solo es el tercer idioma más hablado en todo el mundo, si no que es la lengua oficial de la mayoría de las potencias económicas mundiales.

El aprendizaje del inglés a una edad temprana, será sin duda la mejor decisión que podrás tomar, para el futuro de tu hijo. Haz posible que su destino sea todo un éxito. ¡En Penfield Institute te ayudamos a ti y a tu pequeño a conseguirlo! No lo pienses más, la formación del inglés en tu hijo es la mejor herencia que puedes entregarle.

Si deseas inscribir a tu hijo en Penfield Institute ¡Ponte en contacto con nosotros! Somos tu mejor opción.

Recuerda que puedes consultar nuestra oferta completa de cursos de inglés, o si ya te decidiste a iniciar un curso de inglés, agenda una clase muestra, e inicia con nosotros, tenemos cursos presenciales, o cursos a distancia de inglés para todas las edades.