En numerosas ocasiones, hemos escuchado de la importancia que tiene el inglés en la vida de nuestros niños, y sobre todo que sepan hablarlo. Si te interesa enseñarlo te recomiendo leas esta información que te será de gran ayuda para llevarlo a cabo.

Dar clases de inglés a niños no es una tarea que resulte siempre sencilla. Es necesario saber captar su atención y que los “peques” se diviertan, por ello en este artículo nos centramos en enseñarte en cómo dar clases de inglés a niños:

  • Edad de los pequeños: con base en las edades de los niños, se diseñará e implementará la estrategia pedagógica. No es lo mismo enseñar a niños de preescolar que a niños de primaria, pues las actividades y ejercicios que selecciones serán muy diferentes.
  • Programar actividades: no basta con pensar las actividades, las debes programar. Es la mejor forma de llevar un control de las mismas.
  • Diversidad: para que los peques no se aburran, cuando realices la programación antes de empezar las clases es importante que tengas en cuenta que las actividades y ejercicios deben ser diversos y cubrir diferentes objetivos de aprendizaje, como, por ejemplo: vocabulario, gramática, pronunciación, etcétera.

ESTRATEGIAS PARA ENSEÑAR INGLÉS A NIÑOS

  • Simplicidad: no utilizar palabras u oraciones demasiado largas para hablar con ellos porque pueden no entenderte y desmotivarse. Para que empiecen a comprender una buena estrategia es emplear oraciones cortas, por ejemplo, es conveniente cambiar la oración “Chicos, ahora vamos a sacar los libros de texto para aprender la estructura de una oración” por “Saca tus libros de texto”. Dentro de la misma simplicidad, no debes olvidar el hecho de dar instrucciones muy claras, si no lo haces se corre un gran riesgo de que el niño lo malinterprete y realice actividades que no le has pedido, además de que a la hora de hacer revisión se desmotivará por el hecho de no haber entendido la actividad como sus compañeros. 
  • No dar por hecho que las lecciones anteriores han quedado aprendidas: muchas veces los peques, e incluso los adultos, no reconocen que no entienden una lección por vergüenza. Por ello, es importante como estrategia de enseñanza dar por hecho que en muchas ocasiones los alumnos pueden no haber comprendido algún tema previamente visto. Para esta situación, lo que debes hacer es incluir en tu planeación el reciclado de temas dentro de otro nuevo, por ejemplo, si ya revisaron frutas y verduras y hoy tocará la clase de “There is/ There are” podrías comenzar con un juego al principio de la clase para la revisión de este vocabulario utilizando alguna de las estrategias pedagógicas.
  • Practicar: la teoría está bien, pero la práctica es la que convierte a los peques en niños bilingües. Por ello, aunque aprendan algo de teoría, poner ejemplos prácticos es clave en la enseñanza del idioma. 
  • Usa juegos: el uso de juegos es una de las estrategias más utilizadas para enseñar inglés a niños. Esto se debe a que los peques son capaces de recordar mejor lo que aprenden si se están divirtiendo en las clases en inglés para niños, además, es positivo porque asociarán el idioma a sentimientos agradables. No olvides que son niños y debes tener en cuenta que cuando somos pequeños no podemos dejar de movernos por un largo periodo de tiempo así, que lo más conveniente es que en todas tus actividades tengas diferentes dinámicas para que los pequeños no lleguen a aburrirse y sobre todo sigan poniendo su atención sobre el tema que se les está impartiendo en la clase. 
  • Utiliza las rutinas: contraponer las rutinas del hogar con los niños ayudará a aprender el idioma de forma divertida. El utilizarlas hará sentir sobre ellos una seguridad acerca de su entorno, porque sabrán que es lo que sigue. Además de que podrán aprender a seguir reglas y tiempos. Por ejemplo: puedes hacer que el pequeños te cuente lo que hace todos los días en inglés (levantarse, ir a la escuela, etcétera)

Material para dar clases de inglés a niños

  • Música en inglés: La música es la opción perfecta para iniciar al niño en el aprendizaje del inglés. A través de la música, los pequeños son capaces de ampliar mucho vocabulario en inglés y, además, mejorar de nivel rápidamente. Con la música memorizarán muchas palabras nuevas, aprenderán a expresarse correctamente.
  • Juegos en inglés para niños: herramienta imprescindible para su aprendizaje, jugando les ayudará a desarrollar habilidades como: gramar, vocabulary, spelling, reading, etcétera. Si quieres saber más sobre los juegos en inglés para niños y todos los beneficios que aportan a los pequeños te recomendamos la lectura del artículo “Aprender inglés jugando”.
  • Vídeos en inglés: con la música, ayudará a los más pequeños a agudizar el oído y a pronunciar las palabras inglesas como los nativos. Hay multitud de videos que puedes ponerle a tu pequeño y lo mejor es que le acostumbres a ver todos los vídeos que puedas en versión original, para que se acostumbre a diferentes acentos: americano e inglés.

CONSEJOS PARA LAS CLASES DE INGLÉS A NIÑOS

  1. Motivación: la motivación por parte del maestro es fundamental para dar clases de cualquier materia, incluido el inglés. Es importante que aunque los peques avancen lentamente no pierdas la motivación. Los peques son capaces de notar la ilusión con la que los profesores les enseñan y si esta ilusión se pierde los niños también se desmotivarán, frenando así su aprendizaje.
  2. Apoyarse en las mejores herramientas: contar con el material y las herramientas adecuadas para enseñar inglés a los pequeños es fundamental. Toma en cuenta que la exposición al idioma es fundamental y sí invitas a otro maestro o algún alumno de niveles más avanzados te aseguro que les encantará y aprenderán. 
  3. Diversión: hacer que los peques se diviertan aprendiendo inglés es la mejor forma. A través de la diversión, el buen humor, los juegos y mucho más, los niños son capaces de memorizar vocabulario, relacionar el idioma extranjero a sentimientos positivos. El hecho de que les transmitas sentimientos positivos, logrará en ellos las ganas de querer aprenderlo y sentirse totalmente motivados para seguir estudiando.
  4. Paciencia: la paciencia en el aprendizaje de los niños es necesaria para no desmotivar a los pequeños. Este consejo que te damos está estrechamente relacionado con el primero, la motivación. Si los maestros de inglés o las personas responsables de enseñar al niño el idioma Inglés no son pacientes, los niños aprenderán con mayor dificultad. No olvides el hecho de que alguna vez fuiste niño, y si recuerdas bien el que alguien te tuviera paciencia para enseñarte hacia que tomarás más confianza y seguridad para hacer la actividad que te pedían. 

Las mejores clases para niños las vas a encontrar en Penfield Institute.