¿Crees que tu pequeño es muy inquieto?, ¿Le llama la atención la música en inglés?, ¿Se le facilita aprender nuevas cosas?, ¿Estás pensando en inscribirlo a un curso de inglés, pero aún no estás convencido? 

El inglés es un idioma muy importante hoy en día, ya sea profesional o personalmente, pues en la cuestión académica es obligatorio cumplir con este requisito, y en la cuestión laboral es una herramienta indispensable. ¿Por qué es importante que nuestros niños lo aprendan desde pequeños?  Aquí te damos 7 motivos para invertir en un curso de inglés para tu pequeño. 

1. Un mejor futuro 

El inglés es un idioma oficial en 45 países de todo mundo, lo que significa que estaremos preparando a nuestros pequeños para su futuro, tanto en un ámbito profesional como personal, ya que les abrimos la oportunidad de poder participar en intercambios académicos, lo que los beneficia, pues la barrera lingüística no será un problema, podrán comunicarse con las personas que no hablan su lengua nativa, posteriormente les abrimos una mayor oportunidad en el campo laboral, y no solo la oportunidad de encontrar un buen empleo, sino el crecimiento laboral que incluso puedan ascender de puesto fácilmente.

Es por esto que estamos preparando a nuestro hijos para un mejor mañana, no solo en lo académico y laboral, sino para ellos mismos, pues tendrán mayores y mejores oportunidades. 

2. Es más fácil desde pequeños 

Aprender un segundo idioma para un niño resulta más sencillo que para un adulto, ¿Por qué?, nuestros pequeños no tienen saturada la mente con tanta información como los adultos, ellos están comenzando a adquirir el conocimiento, por lo que hace más sencillo que retengan la información y la aprendan de una manera más rápida que un adulto, además de que el dominio y la pronunciación será de mejor calidad.

De esta manera ellos también desarrollan su habilidad lingüística, es decir ellos podrán leer, escuchar, escribir y hablar el inglés igual que como lo hacen con el español, además al aprender un segundo idioma desde pequeños lo ayudamos a que puedan aprender un tercer idioma al crecer, no solo al hacerlo más fácil para ellos, también podrán dedicarle el tiempo que le dedicarían al estar aprendiendo el inglés. 

3. Ellos no tienen miedo 

Recuerdas cuando eras pequeño, no tenías vergüenza de nada, los niños tienen mayor confianza y seguridad en sí mismos, por lo que se les facilita a la hora de participar en clase, nuestros pequeños pueden decir las cosas sin miedo a equivocarse o a lo que los demás piensen de ellos, en comparación de nosotros, que muchas veces por el qué dirán no nos animamos a exteriorizarlo.

No les da miedo o pena hacer la entonación correcta, incluso el expresarla con sus movimientos, el interpretar un personaje en una obra, además  al no sentir temor de expresarse, ayudamos a nuestros pequeños a desarrollar su creatividad y seguridad en ellos mismos.

Tampoco les da pena preguntarlo a alguien más, lo que impulsa su habilidad para socializar, es decir, es más fácil integrarse a grupos sociales, pues al ser más seguros de sí mismos no les será difícil hacer nuevos amigos.

4. Amplía su aprendizaje 

Nuestros pequeños, al esforzarse a dominar un nuevo idioma, sus capacidades y habilidades que adquieren al comunicarse con un público nativo distinto al suyo, harán que mejoren intelectualmente, que tengan mayor capacidad de asimilación y aprendizaje, entendiendo hábil a las ideas y respuestas que transmiten a otros o que perciben a través de los medios de comunicación como televisión, radio, prensa escrita, internet, la literatura u otro tipo de publicaciones. Está demostrado que aprender una nueva lengua produce una serie de estímulos en el cerebro que incrementan su capacidad de concentración y mejoran otras habilidades relacionadas con distintas áreas del cerebro que son las que les permiten, mejorar su capacidad de concentración, incrementar el desarrollo del pensamiento crítico, mayor capacidad de atención y memoria, mejores habilidades multitareas, agilidad en la  solución de problemas. 

Por ejemplo, imagina que tu niño tiene un examen de matemáticas, al tener estimulado el pensamiento crítico, podrá resolverlo de una manera clara y precisa, pues el constante aprendizaje del idioma hace que su cerebro reciba todos estos estímulos que hemos mencionado, haciendo que resuelva de una manera más fácil su examen. 

Así mismo al estar involucrados en una actividad extra nuestros niños gastan todas sus energías, pues muchas veces en casa suelen aburrirse, y ocupan su energía e imaginación en hacer travesuras.

5. Perspectiva diferente del mundo 

Nos preocupa que nuestros hijos puedan tener una buena integración social, por lo que al aprender otro idioma, les estamos dando la oportunidad de conocer otra cultura, y despertamos su curiosidad de cómo son las costumbres de las personas en otros países, además de darles la herramienta de poder comunicarse con personas que hablan un idioma diferente al suyo.

Le damos a nuestros pequeños no solo un aprendizaje de otra cultura, si no del mundo, pues al ellos ver que en un país la forma de vida, costumbre y tradiciones son distintas al nuestro, despertamos en ellos la curiosidad de saber cómo lo es en otros países 

6. Abre caminos 

El tiempo que invirtamos en un curso de inglés para nuestros niños, será de vital importancia en la vida de nuestros hijos, pues con el idioma, ellos tendrán mayores oportunidades de crecimiento en todos los sentidos, al darles esta herramienta para su vida, les estaremos abriendo una inmensa oportunidad de caminos a nuestros pequeños, pues vivimos en un mundo donde es de suma importancia el aprender un segundo idioma desde pequeños, pues la tecnología es parte de nuestro día a día, y en su mayoría aquí encontramos con palabras en inglés que son básicas o necesarias para uso. 

Al aprender un nuevo idioma nuestros hijos mejoraran su capacidad de transmitir sus ideas, no sólo podrán relacionarse con los demás de una manera más fluida al hablar inglés, sino que incrementaran su agilidad mental y conseguirán exponer cualquier idea que ellos quieran transmitir de una manera más clara y ordenada

De igual modo al aprender un idioma diferente, aprendemos sobre su historia y su cultura, por lo que le damos a nuestros hijos la oportunidad de tener distintos temas de conversación con otras personas y permitimos que se integren en cualquier círculo social.

7. Hoy en día aprender inglés ya  no es una opción 

Como se ha mencionado a lo largo de este artículo, el inglés es un idioma necesario hoy en día, tanto en lo académico, profesional y personal. A lo largo de la trayectoria académica de nuestros pequeños se encontrarán con información en inglés, incluso en el ámbito social, como lo son algunos videojuegos pueden encontrarlos en inglés, la música y las películas. 

Algo muy importante es el cómo transmitimos nuestras ideas pues no es lo mismo transmitir una idea en español, que en inglés, recuerda que la original siempre es mejor, muchas veces al encontrar traducciones nos encontramos con una serie de errores, por lo que la información ya no llega a nosotros de la manera correcta, podemos verlo desde una simple película hasta algo más fundamental como un texto científico o un artículo de vital importancia. 

Es por esto que ya no es una opción el aprender inglés, pues en algún momento de la vida, nuestros hijos deberán aprenderlo, y es mejor si lo hacen desde pequeños. 

Así que no esperes más, e inscribe a tu pequeño en Penfield Institute, te aseguramos que además de aprender se divertirán.